martes, 1 de septiembre de 2009

ARTE ROMÁNICO: CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA ESCULTURA

La escasez de escultura en el Prerrománico hará que la aparición de ésta sea paulatina, se experimenta muy especialmente en el relieve, ya que la escultura de bulto es más escasa por miedo a la idolatría. Pero el tiempo hará que se vaya generalizando ya que es el mejor modo de educar a los fieles, que por lo general no sabían leer ni escribir, las imágenes entran de forma fácil en su cerebro y les comunican el mensaje de salvación de la Iglesia. Muchas veces el mensaje es apocalíptico, recurriendo así al llamado “horror vacui” como manera de mover el corazón de los fieles, por el miedo a la condenación.

A pesar de esto, la carga de simbolismo que tiene hace que muchos lo consideren un arte intelectualizado, de difícil asimilación por parte de los profanos.

Las técnicas se renuevan por falta de tradición escultórica, y se inspirarán en la iconografía de los libros sagrados, al tiempo que crean nuevas técnicas de realización del relieve.

El relieve se incorpora a las construcciones arquitectónicas de forma lenta, en principio se añade en cualquier lugar, pero con el tiempo se impone la ley del marco y la escultura deberá amoldarse al espacio previamente concebido supeditándose a él.

Las temáticas suelen ser de Antiguo y Nuevo Testamento, en ocasiones los temas son milenaristas, como “El Juicio Final” que se repite de forma frecuente y temas que ilustran sobre el pecado, enfrentando el bien con el mal; se intenta así mover al espectador, tal y como ya dijimos (horror vacui). También se puede decorar con imágenes del zodiaco.

Los temas están mediatizados por dos hechos:

- Miedo al año 1000 (milenarismo).
- Aparición de herejías, otras religiones como el Islam, etc.

Lo importante es el mensaje, por eso las representaciones en su conjunto aparecen cargadas de expresividad. La imágenes en principio son muy esquemáticas, rígidas, poco realistas e inexpresivas individualmente, no así en conjunto, haciéndose más realistas conforme avanza el Románico. Al mismo tiempo se acentúa la expresividad, ya que su utilidad es lanzar un mensaje, así se marca mucho la mirada. La figura humana suele ser frontal, de cara al espectador. Cuando aparece Cristo o la Virgen María se jerarquiza, son de mayor tamaño que las otras.

Son figuras de relieve muy plano, y con el tiempo aumentará el volumen hasta llegar al Gótico en el que encontramos cómo se llega hasta la escultura de bulto redondo adosada al muro.

En un principio son escenas sin ambientación, pero esto también experimentará una evolución.

Cuando se trata de representar el mal se utilizan figuras monstruosas, heredadas del arte bárbaro.

Una de las imágenes más comunes es la del Pantocrator, Cristo en Majestad, bendiciendo. Se le suele representar en el centro de la “Almendra Mística” o mandorla, herencia bizantina, siempre de frente y en actitud más de triunfo que de sufrimiento. En numerosas ocasiones aparece rodeado del Tetramorfos, que es la representación de los cuatro evangelistas: Mateo-ángel, Marcos-león, Lucas-toro y Juan-águila.



También se generalizan franjas de decoración geométrica: de bolas, sogueado, taqueado jaqués o ajedrezado, puntas de diamante, etc.

Se aplica así la escultura a: los pórticos, los capiteles y los canecillos.

En el siglo XII se establece un modelo de pórtico que será copiado de forma generalizada, ya las figuras son menos alargadas, menos planas y más expresivas, siendo mucho más realistas. También se produce un avance en cuanto a la representación del movimiento, los tratamientos del ropaje y la relación entre las figuras.


El modelo de pórtico del siglo XII muestra en las arquivoltas representaciones de figuras que se sitúan perpendicularmente a la línea del tímpano, en el Gótico se cambiará su sentido y se colocarán de forma paralela a la línea del tímpano.


Francia y España serán los lugares en los que la representación escultórica en los pórticos será más general, el resto de países usan poco éste tipo de decoración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada