jueves, 5 de noviembre de 2009

ARQUITECTURA GÓTICA ESPAÑOLA S. XV: JUAN Y SIMÓN DE COLONIA

JUAN DE COLONIA (Colonia, hacia 1410-Burgos 1481), arquitecto alemán que introdujo el Gótico Flamígero en la Península Ibérica.

Trabaja principalmente en Burgos, donde realiza el cimborrio original de la Catedral de Burgos, que se caería en 1539, siendo el actual de Juan de Vallejo.

También realiza en la catedral las agujas exteriores, muy altas y estilizadas.



También realiza en la Catedral de Burgos "La Capilla de la Visitación" (1440).


SIMÓN DE COLONIA (Burgos, hacia 1450-1511), hijo de Juan de Colonia.

"Capilla de los Condestables" o "Capilla de la Purificación de la Virgen" en la Catedral de Burgos (1482-1498). Obra heredada de su padre Juan de Colonia tras la muerte de éste, se considera obra totalmente de Simón de Colonia.



Edificada sobre la capilla central de la girola, sustituye a la primitiva capilla gótica dedicada a San Pedro. La nueva gran capilla fue encargada por los Condestables de Castilla Pedro Fernández de Velasco y Mencía de Mendoza y Figueroa para servir de panteón familiar. Se trata de una capilla funeraria de planta centralizada rectangular que situa dos frontales de altar lateralmente simulando un transepto, inspirada en las capillas funerarias de la Catedral de Toledo (capillas de Gil de Albornoz y don Álvaro de Luna).



Cubierta por una gran bóveda de plementería calada de influencia islámica: dos estrellas de ocho puntas giradas, que descansan sobre estilizados nervios entrecruzados, de las cuales la interior está totalmente calada con tracería flamígera para permitir que la luz cenital inunde el recinto.



El cimborrio exterior se realizó en el siglo XVI siguiendo los planos de Simón de Colonia.


"Cartuja de Miraflores" (Burgos, 1454-1484). Encargo heredado de su padre Juan de Colonia.


La realizó en estrecha colaboración con Gil de Siloé que realizó la decoración escultórica.



Planta centralizada cubierta con bóveda estrellada, con capillas laterales, y rematada por un ábside poligonal.


"Iglesia de San Pablo" (1445-1500) Valladolid, de la orden dominica. Realizado por Simón de Colonia, Francisco de Mora y Juan de Nantes, algunos añaden también el nombre de Juan Guas a su construcción.



Tiene gran influencia toledana y burgalesa, sigue los modelos del Gótico Isabelino.



Planta de centralizada con proliferación de capillas laterales entre los contrafuertes. El crucero aparece muy marcado en planta y alzado. Las cubiertas son de bóvedas de ojiva.


La fachada (1486), de Simón de Colonia, sigue el modelo de "fachada retablo" enmarcada por dos torres de trazado posterior, con una parte alta distribuida en calles y cuerpos que enmarcan un gran rosetón gótico y que remata en un gran frontón triangular con el escudo de los Reyes Católicos. La parte baja se compone por un gran arco carpanel ligeramente abovedado que enmarca un arco conopial. En la zona entre los arcos se representa la escena de "La Coronación de la Virgen", que aparece rodeada por motivos heráldicos, entre ellos el escudo del Duque de Lerma, valido del rey Felipe III. la escultura es básicamente gótica, pero la realización de la fachada se prolongó hasta finales del siglo XVI, por lo que tiene muchos motivos renacentistas.



"Colegio de San Gregorio" Valladolid (1488-1496). Realizado por Simón de Colonia la arquitectura y el taller de Gil de Siloé la escultura y al igual que en el caso de San Pablo, muchos creen que también participó Juan Guas.


Su fachada muestra gran originalidad, al igual que el caso de San Pablo se trata de una "fachada retablo" y da paso al llamado "Patio de los Estudios". Aparece cuajada de esculturas de estilo gótico barroco que se disponen en calles y cuerpos al igual que en los retablos.



Los motivos son heráldicos, imágenes de pajes y símbolos evangélicos, mezclando lo religioso y lo profano. Los laterales del pórtico muestran las figuras de hombres con garrotes y escudos; su interpretación es diversa, se puede tratar de la costumbre cortesana de disfrazar a los pajes con ocasión de fiestas, o bien representar la imagen mítica del «hombre natural», que contrastan con las esculturas de caballeros, vestidos con armaduras y portando lanzas y escudos, y que encarnan la Virtud.


La parte central muestra el río del conocimiento del que nace el Árbol de la vida o de la ciencia que lleva al hombre al Paraíso.



También aparece el escudo de los Reyes Católicos.

El acceso es por un doble arco conopial que a su vez cobija un arco de medio punto rebajado, de ellos cuelgan caireles. El tímpano se decora con una escena única con la dedicación del edificio por parte de Alonso de Burgos (impulsor de la edificación y confesor de los Reyes Católicos) a San Gregorio Magno, el papa que encumbró el estudio de las ciencias y las letras por parte de la Iglesia, en presencia de San Pablo y Santo Domingo.


Actualmente contiene el Museo Nacional de Escultura.