sábado, 26 de septiembre de 2009

PINTURA GÓTICA ESPAÑOLA S. XIV: MAESTRO DE ESTIUMARIU

MAESTRO DE ESTIMARIU (S. XIV, activo entre 1360 y 1380) algunos le relacionan con alguien cuyo nombre era Arnau y que procedía de la población de Estimariu, en Lérida. Sigue la tendencia Franco-Gótica muy influenciada por el Italo-Gótico.

"El Retablo de san Vicente" (h. 1360, Museu Nacional d'Art de Catalunya, Barcelona). Posee una acusada personalidad y sus figuras, bien dibujadas, se mueven en ambientes simples, lejos del influjo de los pintores trecentistas barceloneses.



"Tablas de Santa Lucía" (Museo del Prado, Madrid). Procede de la ermita de Arcabell, en las cercanías de la localidad ilerdense de Estimariú - de donde procede el nombre de su autor-. El retablo se dedica a Santa Lucia, poniendo el autor de manifiesto los rasgos que definen su estilo: la monumentalidad y el abuso de la línea característicos del franco-gótico junto a ciertos elementos tomados del Trecento como la elegancia y la ingenuidad de las escenas o los personajes. Las tablas constituian una unidad, por lo que se cree que se ha perdido la tabla central que probablemente sería una representación de la santa.

Se leen de izquierda a derecha y de arriba abajo, tratándose de una historia narrada de forma infantil y simple. Las escenas no se separan, no hay línea divisoria, y hay escasa ambientación y la que aparece lo hace en perspectiva inversa, siendo la superposición de colores las que realizan éste cometido. Las figuras no guardan proporción ni cuidan la anatomía. La santa aparece en mayor tamaño en algunas representaciones (jerarquización).

"Sarcófago de Fray Bernardo de Travesseres", conocido por su estilo se atribuye al Maestro de Estimariu. A pesar de que la pintura está maltrecha, demuestra la mano de un verdadero artista.


En el centro, en la parte alta, hay dos ángeles que sostienen una especie de sudario, y dos escudos; debajo reposa sereno el cuerpo de Fray Bernardo. El fragmento mejor conservado se halla en el extremo derecho de la caja, donde aparece Bernardo predicando y convirtiendo a los cátaros.

PINTURA GÓTICA ESPAÑOLA S. XIV: LUIS BORRASSÀ

LUIS BORRASSÀ (Lluis Borrassà, (Gerona, hacia 1360- Barcelona, hacia 1425). Sigue la tendencia del Gótico Internacional en Cataluña, a pesar de que aprende en los talleres de los hermanos Serra que desarrollan el estilo Italo-Gótico, un viaje a Francia, concretamente a Avignon, le acercará al estilo Internacional. Influirá en Bernat Martorell.

Utiliza pintura al temple sobre tabla.

"Retablo de Santa Clara", 1415. (Monasterio de las Clarisas de Vic, hoy en el Museo Episcopal de Vic). Dedicado a San Francisco de Asís. La tabla superior muestran la escena de la Crucifixión, y en un lateral aparece un homenaje a Santo Domingo ("Santo Domingo rescatando a los pescadores"), siguiendo la tradición de representar a éste santo fundador de los dominicos en todas las fundaciones franciscanas y viceversa, los dominicos muestran siempre una representación de san Francisco en sus centros religiosos. La imagen aparece volteada con respecto a como aparece en el retablo.



"Retablo de San Pedro" (Iglesia de Santa María de Egara, Tarrasa), representa el texto del Evangelio de San Mateo en el que Cristo llama a San Pedro a convertirse en pescador de hombres (4, 19-20), también la escena en la que Cristo camina sobre las aguas y San Pedro se lanza de la barca para llegar hasta Él (15, 22-31). Observamos ligera jerarquización. La expresión es aún hierática en los rostros. Su estilo, dentro del Gótico Internacional, es aún primitivo, con un ligero intento de estudio de la perspectiva.




"Retablo de la Natividad", hacia 1385-1390, Museo de Artes Decorativas, París.



"Lamento de Cristo" (1410-1411). Es la tabla central del banco o predela añadida al retablo del Espíritu Santo, hecho por Pedro Serra, Colegiata de Manresa.




"La Resurrección" procedente de un retablo que ejecutó para el Monasterio de Santes Creus (1411-1418), Museo Nacional de Arte de Cataluña.




"La Natividad y San Juan Evangelista" realizado junto a Guerau Gener (1407, Museo Nacional de Arte de cataluña)



"Natividad" Catedral de Tarragona.



"San Juan Bautista y Santa Bárbara" (1411) Harvard Art Museum, USA.




"Retablo de San Miguel de Cruilles" (1416), Museo de Gerona.


"Retablo de La Madre de Dios y San Jorge", Museo de Vilafranca del Penedés.



"Flagelación de Cristo" (Museo Goya. Castres. Francia.). Intenta estudiar la perspectiva mediante el trazo del suelo y el techo sin conseguirlo. Figuras en posturas forzadas muy primitivas.

viernes, 25 de septiembre de 2009

PINTURA GÓTICA ESPAÑOLA S. XIV: JAUME Y PERE SERRA

HERMANOS SERRA (Francisco, Joan, Jaume y Pere), pintores catalanes que trabajan en el Reino de Valencia. Seguidores de Ferrer Bassa su estilo enlaza con el Italo-Gótico y en concreto con la Escuela Sienesa.

Destacan Jaume (nacido hacia 1361-fallecido hacia 1395) y Pere (nacido hacia 1357-muerto en Gerona en 1409) que trabajaron en Gerona, Zaragoza, Manresa y Barcelona, siendo muy prolíficos y destacando sus madonnas inspiradas en la escuela sienesa.

JAUME SERRA destaca por la estilización de sus figuras muy al gusto sienés, así como el estudio que realiza de las manos de sus figuras.

"Retablo de la Virgen de Sijena" Atribuido a Jaume Serra, (Museo Nacional de Arte de Cataluña). Originalmente realizado para el Monasterio de la Sijena (Huesca).


El retablo se compone de cinco calles, de las cuales la central es de mayor altura, y de una predela. En la calle central, en el primer piso, aparece la Virgen con el Niño, flanqueada por Santa Catalina y Santa María Magdalena y a sus pies fray Fontaner de Glera, mecenas de la obra y Comendador de Sijena en el momento de ejecución de la obra. En el segundo piso el Calvario de Cristo. En las calles laterales se representan doce escenas de advocación mariana relacionadas con los Gozos de la Virgen. En la tabla central de la predela se observa el tema de la Santa Cena y a los lados cuatro Milagros Eucarísticos de claro contenido antisemítico, relacionados con el maltrato de la Sagrada Forma por parte de los judíos y una mujer sarracena.


"Retablo de San Esteban" de Jaume Serra, coronado por la Crucifixión, relata escenas de la vida del santo, siendo la imagen central inferior la del santo en gran tamaño y a sus pies los donantes. Marca mucho la jerarquización.

Del Retablo de la Iglesia del Santo Sepulcro de Zaragoza: "Descenso de Jesús al Limbo" Jaume Serra.


"La Última Cena" de Jaume Serra (Museo Nacional de Palermo, Italia). Su estructura se parece mucho a la escena de la Última Cena del Retablo de Sijena. Probablemente fuera la escena central de una predela.


"Virgen de Tobed" probablemente de Jaume Serra, (realizado entre 1.370 y 1.397, colección de Román Vicente de Zaragoza). La Virgen reclinada con sus manos de dedos gráciles abraza y acoge a su Hijo. El estilo arcaizante queda de manifiesto por la falta de expresividad de los ángeles. Enrique II de Trastamara aparece en el ángulo inferior derecho. Las dos tablas laterales se conservan en el Museo del Prado, se trata de "La historia de San Juan Bautista" y "La Historia de la Magdalena"

"Virgen de la Leche", procedente del santuario de Penella (Cocentaina) en Alicante, su autoría es incierta, hay quien la atribuye a Saragossa. Nos muestra a la Virgen sentada con unas manos estilizadas que sostienen tiernamente a un bebé que se abraza al pecho. Es interesante el detalle de las estrellas del vestido de la Virgen, la cual está rodeada por un cortejo angélico.



"Virgen de la Humildad




PERE SERRA, sigue en mucho el estilo de su hermano, así como gusta de la misma temática.

"Retablo del Santo Espíritu" (Catedral de Manresa) de Pere Serra, presidido por la Virgen, en este caso junto al encanto decorativo sienés podemos apreciar también la monumentalidad florentina, aunque está mucho más cerca de la obra de Simone Martini que de la de Giotto. La parte del banco del retablo con la imagen de la deposición de Cristo es de Luis Borrassà.


"Virgen con el Niño y ángeles cantores", de Pere Serra (Museo Nacional de Arte de Cataluña) témpera sobre madera. Pintado para La Iglesia de Santa Clara de Tortosa.


"Retablo de la Virgen de Abella de la Conca" (Pere Serra a.1.375) constituye uno de los exponentes más relevantes de la pintura gótica catalana. Narra escenas de la vida de la Virgen, siendo los motivos centrales "La Crucifixión de Cristo" y "La Virgen entronizada con el Niño".


Tiene otros ejemplos parecidos de "Virgen con ángeles cantores", como "La Virgen de la Leche con ángeles cantores", Pere Serra.


"Retablo de Todos los Santos" (Pere Serra, 1375, Monasterio de San Cugat del Vallés).


"San Bartolomé y San Bernardo", de Pere Serra


"Santa Eulalia y Santa Clara" de Pere Serra.


PINTURA GÓTICA ESPAÑOLA s. XV: JUAN RODRÍGUEZ DE TOLEDO

JUAN RODRÍGUEZ DE TOLEDO (finales del siglo XIV principios del XV), representante del estilo Italo-gótico. Creó escuela en Toledo, aunque trabajó también en Valladolid.



"Retablo del Arzobispo Don Sancho de Rojas" (hacia 1415, Museo del Prado) Realizado para el Convento de San Benito de Valladolid.


Nos ha llegado completo y muestra clara influencia de la Escuela Florentina italiana.

Se trata de pintura al temple sobre tabla.

Muestra la típica distribución de los retablos góticos: el cuerpo central dedicado a las figuras principales de la Iglesia: Dios, Cristo, el Espíritu Santo, la Virgen María, ángeles y profetas.



La parte baja central muestra la imagen de una Madonna entronizada con el Niño en brazos, el respaldo del trono de la Virgen es una cortina. La composición es simétrica y aparece rodeada de ángeles cantores y músicos. Hay jerarquización e introduce las figuras orantes de Don Sancho de Rojas, que es quien encargó la obra, y el Rey Fernando I de Aragón. De pie aparecen San Benito (a cuya orden pertenece el convento) y San Vicente Ferrer, como protectores de aquellos orantes que se presentan a la Virgen. La Virgen y el Niño coronan al Arzobispo y al Rey Fernando I de Aragón respectivamente.


Nos muestra una forma de concebir la pintura mucho más suelta, las figuras aparecen en movimiento, lo que es una aportación del Arte Italiano frente a los estilos Internacional, Franco-Gótico e Hispano-Flamenco.

Sobre ésta tabla una imagen de la Crucifixión, y el la parte superior una imagen de Dios Padre.

Los lados del Evangelio y la Epístola narran escenas evangélicas de la Vida de Cristo: En el cuerpo superior aparecen las imágenes de Isaías y el Arcágel Gabriel en la zona del Evangelio y de la Virgen María y el Rey David en la zona de la Epístola. Los dos cuerpos inferiores muestran: La Presentación en el Templo, la Natividad y la Epifanía en el 2º cuerpo de la zona del Evangelio, y La piedad, el Santo Entierro y la Bajada al Limbo en la zona de la Epístola. En el primer cuerpo aparece el Ecce Homo, la Flagelación y la Crucifixión en el lado del Evangelio y la Ascensión, Pentecostés y "La Misa de San Gregorio" (única excepción a las escenas evangélicas) en el lado de la Epístola.

El banco se decora con pan de oro, con rostros de santos y el escudo del Arzobispo.

Participó también en la realización de las pinturas murales de la "Capilla de San Blas" en la Catedral de Toledo, hoy perdidas en su mayor parte, pero se encontró su firma junto a la de Gherardo di Jacopo Starnina, autor principal de la obra.